Atleta Paraolímpico

Alejandro Maldonado es un importante atleta Paraolímpico y usuario de #SillasDeRuedas #JERY En el programa La Noche por C5N contó su camino recorrido y cómo se prepara en sus nuevos desafíos.

NOTA DE ESPN (2016)

Los hombres encuentran en el deporte un lugar para superar con esfuerzo los obstáculos que se interponen en el camino. Alejandro Maldonado es un ejemplo empírico de lo que la motivación y el esfuerzo son capaces de lograr.

Alejandro es un atleta paralímpico nacido el 7 de marzo de 1977 en Argentina con una discapacidad llamada artogrifosis (un síndrome que genera contracturas congénitas que afectan varias articulaciones del organismo). Este mal lo obligó, desde muy pequeño, a iniciar una rehabilitación en el Instituto de Rehabilitación Psicofísica del Sur, en donde, de a poco, se iría encontrando con el deporte como parte de esa rehabilitación. “Lo deportivo es parte de mi rehabilitación dada mi discapacidad; una cosa complementa a la otra”.

Este corredor fue incursionando en el deporte profesionalmente gracias a sus entrenadores, quienes lo han apoyado incondicionalmente desde el principio. Todas sus participaciones son sinónimos de logro y triunfo. Entre ellas se encuentran el Campeonato Mundial de Inglaterra y de Alemania (2004). En 1999 llegó a La Gran Manzana para correr la New York Marathon, donde se quedaría con el 15° puesto. También, durante 6 años consecutivos, fue el ganador de la Maratón de Bolivar (2005-2009). Además, posee el récord argentino (1:49) en la Maratón A Pampa Traviesa 2005, fue el ganador de la Nike 10K en 2005 y 2006 y también ocupó el primer escalón del podio en la Reebock 10K de 2005 y 2006. Representó dos veces a su país en los Juegos Olímpicos de Atenas (2004) y Beijing (2008), volviendo con un 4° puesto en 1500m.

Su meta final fue a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 para darle un broche final a su inigualable carrera deportiva. Al momento de preguntarle qué le aconsejaría a la gente desde su posición no tradicional, comentó: “le digo a la gente que se anime, que no tenga miedo ni complejos, ya que éstos pueden ser contraproducentes para cualquier sueño”.